jueves, 4 de octubre de 2018

Black Belt, la versión occidental en Sega Master System de El Puño de la Estrella del Norte


Black Belt, la versión occidental en Sega Master System de El Puño de la Estrella del Norte
Si eres fan del manga japonés de los 80, es seguro que conoces El Puño de la Estrella del Norte, cuyo nombre original es Hokuto no Ken. Pues esta célebre saga tuvo su adaptación a los 8 bits de la Sega Master System, aunque originariamente salió en el país del sol naciente para la Mark III y se estrenó en Europa y Estados Unidos como Black Belt, o sea, cinturón negro.

¿Por qué se cambió este nombre? Por tema de licencias. Así pues, en occidente se cambiaron escenarios, nombres, trajes y demás. Sin embargo, la mecánica es exactamente la misma. O sea, un beat-em up lateral de un solo plano en el que tienes que cargarte a todo bicho viviente que aparece en la pantalla, y son muchos los que saldrán a cortarte el paso.

Qué tal jugar a Black Belt en Sega Master System

La experiencia es buena, la verdad. Piensa que estás ante un juego muy antiguo, de 1986. Fue uno de los primeros que programó Yuji Naka, que posteriormente se haría bastante célebre con el desarrollo de Sonic the Hedgehog.
La historia del juego es simple. Te pones en la piel de Riki, es decir, originariamente Kenshiro, que se ve obligado a recorrer varias fases plagadas de enemigos para rescatar a su amada, Kyoko, antaño Yuria en Hokuto no Ken.
A partir de aquí comienzan cinco fases de desarrollo sencillo. Tienes el botón uno para dar puñetazos y el dos para patadas. El botón D hacia arriba es el salto y hacia abajo agacharse. Puedes pegar en el aire y en el suelo y si te agachas y saltas dar un supersalto para coger vida cuando aparece comida.
El desarrollo implica acabar con múltiples enemigos que caen de un golpe, pequeños bosses interfase y bosses finales, para lo que los personajes se hacen más grandes en el escenario. por cierto, cada boss final tiene un punto débil que debes adivinar para dar el último golpe (estas peleas recuerdan bastante a Street Fighter). Y luego, claro, está el final final al que tienes que vencer para rescatar a tu amada.
El juego se sencillo y divertido. Incluso tuvo una continuación en Megadrive en 16 bits llamado Last Battle. El botón D del mando de Master System puede jugar alguna mala pasada y es complicado encontrar cómo vencer al boss Oni, aunque una vez lo descubres, es fácil de ganar.
La pena es que no se pudieran mantener los nombres originales, pues es más divertido luchar contra Shin, Toki, Souther o Raoh que contra Ryu, Oni, Rita o Wang. Por lo demás, y pensando en lo antiguo que es el juego, sin duda es un esfuerzo muy estimable.
Si quieres saber más, aquí tienes un longplay de nuestros amigos de World of Longplays jugado por JagOfTroy. 

  • Gráficos: 7/10
  • Sonido: 7/10
  • Jugabilidad: 7/10
  • Diversión: 7/10
  • Nota propia: 7/10
  • Total: 7/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario