miércoles, 10 de octubre de 2018

Running Battle, el beat’em up de Sega Master System exclusivo para Europa


Running Battle, el beat’em up de Sega Master System exclusivo para Europa
Entramos de lleno en el mundo de Running Battle, lo que muchos consideran la morralla de Sega Master System. Y es que, por mucho que fuera un lanzamiento exclusivo para el público europeo en 1992 de la mano de la desarrolladora Opera House, marca muy claramente lo que fue la tendencia en la programación de videojuegos para este sistema de 8 bits, es decir, algo de rutina.

Porque sí, fue así, de algún modo, uno de los detalles de los que adoleció Sega Master System fue de un cierto aspecto rutinario en el desarrollo de juegos, como si la compañía estuviese más centrada en los 16 bits de Megadrive o en la portátil Game Gear, cosa que no sorprende, ya que tuvieron más éxito que este sistema y mejor acogida.
Aun así, Running Battle tiene ciertos aspectos salvables que lo hacen un juego relativamente estimable. Pero vamos, tampoco va a ser tu videojuego favorito.

Running Battle para Sega Master System

Básicamente es un beat’em up de desarrollo lateral en el que manejas a un policía llamado Gray que tiene que ir a través de cinco pantallas matando a todo bicho viviente que le sale al paso para acabar al final de cada fase con un boss final. Simple, sencillo y sin grandes complicaciones.
Desarrollado en 1992, denota cierta dejadez pese a ser exclusivo para Sega Master System. No explota ni de lejos las posibilidades de la máquina. De hecho, se queda a mucho camino, ya que más bien parece una programación rutinaria, anodina, hecha con el piloto automático puesto.
Sin duda, esta dejadez se nota en el juego, ya que su desarrollo es lineal, algo complicadillo por momentos, pero nada exacerbado. Vas pegando puñetazos, patadas voladoras o coleccionando boosts como vida o armas, pero poco más. Sin duda, tiene cierto tufillo a Black Belt, pero siendo mucho más moderno, no explora los 8 bits con tanto ahínco como aquel.
En definitiva, pura rutina. Gráficos pasables, música relativamente estridente, jugabilidad limitada y un entretenimiento aceptable. Para que te hagas una idea, mira a nuestro colega JohnX895 de World of Longplays cómo se lo acaba en 20 minutos.
  • Gráficos: 6/10
  • Sonido: 5/10
  • Jugabilidad: 5/10
  • Diversión: 6/10
  • Nota propia: 5/10
  • Total: 5,4/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario