viernes, 31 de enero de 2020

Astérix, la joya de las plataformas de Sega Master System

Astérix, la joya de las plataformas de Sega Master System
Si hay un género en el que la Sega Master System triunfó y ofreció grandes juegos, ese es el de las plataformas. Sería complicado elegir entre el enorme catálogo que muestra, sobre todo respecto a las adaptaciones de personajes célebres como el Pato Donald o Mickey Mouse, pero no cabe duda de que la primera entrega de Astérix aparecerá siempre entre los 10 mejores.

Y es que este juego desarrollado en 1991 tiene además la particularidad de que es exclusivo. Apareció para el gran público europeo en 1992 y sorprendió a todos por la enorme calidad del juego, pudiendo ser, sin temor a equivocarnos, una de las mejores adaptaciones del personaje de Uderzo y Goscinny jamás realizada a cualquier videoconsola.

Cómo es Astérix, la joya de Sega Master System

Astérix es un sencillo juego de plataformas de scroll lateral en el que tendrás que decidir si usar a Obélix o al propio Astérix según cada circunstancia. Como puedes imaginar, en rincones estrechos, será el pequeño galo el que hará gala de sus habilidades. Cuando hace falta fuerza, será el fortachón aficionado al jabalí y los menhires el que aparecerá.
Una parte especialmente interesante del juego de Astérix para Sega Master System es su duración. No es muy complicado, pero es bastante extenso y dará para unas cuantas horas de diversión mientras aprendemos los trucos a través de sus 8 áreas con entre una y tres fases cada una.
El jugador comienza con tres vidas y tres puntos de vida que van cayendo según se reciben impactos y se pierden si se cae en algún agujero. No obstante, se pueden ir recuperando a medida que se avanza y consiguiendo más hasta un total de seis puntos.
La parte más divertida es la elección entre Astérix y Obélix para superar cada fase. Obviamente, como hemos comentado, cada uno tiene sus características. El primero la habilidad y el segundo la fuerza.
Sinceramente, este juego aprovecha al máximo las capacidades y los 8 bits de la Sega Master System. En el apartado gráfico, cuida cada detalle al máximo. En el sonido, saca el máximo provecho de la máquina. En la jugabilidad, existen pocos juegos que lo superen. La curva de dificultad y aprendizaje es espectacular, la duración es correcta y todo está trabajado con mimo para ofrecer un juegazo para todo gamer retro que se precie.
Por duración, por la cantidad de acciones y opciones que permite y por lo bien explotados que están los 8 bits de la Sega Master System, no podemos por más que ofrecer un veredicto de excelencia, pues es uno de los mejores juegos de plataformas de la máquina. Y si no nos crees, echa un vistazo a nuestro amigo T-0815 de World of Longplays y descubre cómo de ameno es el jueguito, el mejor de la completa trilogía que vio la luz en esta videoconsola retro clásica ;)

  • Gráficos: 8/10
  • Sonido: 8/10
  • Jugabilidad: 9/10
  • Diversión: 9/10
  • Nota propia: 8/10
  • Total: 8,4/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario